Embarazo en Noruega: mi experiencia como mamá en Noruega

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Es increíble cómo pasa el tiempo. Desde que llegué a Noruega han pasado ya casi 7 años y nunca me imaginé que podría quedarme embarazada lejos de mi país, España.

Ahora me encuentro en mi segundo embarazo, sí, después de tener a mi primera hija en 2017, volvemos a ser papás.

Estamos muy entusiasmados por la llegada de nuestro nuevo miembro a la familia, pero el viaje hasta ahora no ha sido lo que se esperaba, así que escribo esta publicación para ayudar a todas las futuras mamás que no son noruegas nativas.

Noruega es conocida por su súper sistema de salud, especialmente en cuanto se refiere a la duración y a los beneficios por baja parental. Sin embargo, tengo que decir que me ha sorprendido un poco el proceso para las embarazadas.

#1 Apuestan por lo natural

En Noruega están muy a favor de los partos naturales, pero naturales SIN EPIDURAL. Desde la primera cita con la matrona, te recomendará en todo momento lo importante que es tener un parto de estas características, y te intentará concienciar de que hay otros métodos, en lugar de la epidural, para aliviar las contracciones. Por ejemplo, acudir a clases de yoga hará que aprendas a controlar la respiración.

A mi en el momento del parto me propusieron aplicarme acupuntura, yo me quedé un tanto extrañada, y entre el dolor de contracción y contracción, pensé que lo que me faltaba ahora era que me pusieran agujas por todo el cuerpo. Así que desestimé la propuesta 😀

Booking.com

#2 Primera cita

Una vez que sepas que estás embarazada lo primero que tienes que hacer es pedir cita a tu médico de cabecera. Rellenarás tu tarjeta de embarazo (Helsekort for Gravide). Esta tarjeta tendrás que llevarla siempre contigo a cada cita futura, donde se anota todos los controles que son:

  • Presión arterial
  • Peso
  • latidos cardíacos del bebé
  • orina
  • detalles de ultrasonido.

#3 Doctor o Matrona

Cada dos semanas tendrás que acudir a tu médico de cabecera (lege) o matrona (jordmor). Las primeras citas con mi doctor eran muy frías y los controles apenas duraban 10 minutos, hasta que una compañera mía, me recomendó ir a la matrona. Para ello, tendrás que contactar con la estación de salud (Helsestasjon) más próxima a tu domicilio y solicitar una cita con ella.

Las matronas te ayudan mucho y te explican todas las dudas que tengas en cuanto al parto y a la lactancia. Te proporciona muchos libros con información tanto en noruego como en inglés, y te da consejos sobre nutrición y ejercicios.

En el primer embarazo acudía cada mes aproximadamente, y ahora en el segundo solo tuve una cita con la matrona en el primer trimestre y ya no la vuelvo a ver hasta finales del segundo trimestre de embarazo. Por supuesto, siempre puedo contactar con ella cuando la necesite. De momento solo acude a mi médico cada dos semanas para los chequeos regulares.

#4 Ecografías

En Noruega solo se realiza una exploración entre la semana 17 y 19. En España, creo que el servicio de salud ofrece varios escaneos a partir del primer trimestre. Si deseas tener más de una ecografía debes pagarlo e ir a una clínica privada como Volvat y cuesta aproximadamente 1200 coronas (120€).

#5 No esperes clases prenatales

En España es muy común que tú y tu pareja asistáis a clases en las semanas previas al nacimiento. Este no es el caso en Noruega: no tienen un programa tan estructurado antes del nacimiento. Eso sí, la matrona suele recomendar clases de yoga (Gravide Yoga), o cursos (de pago). Además, de ponerte en contacto con otras futuras mamás para poder contaros vuestra experiencia y apoyaros mutuamente 😊

#6 Regalos de promoción

Asegúrate de no perderte todos los regalos que se ofrecen. Si no eres noruego, quizá no conocías esta acción, pero yo al haber trabajado con una familia noruega, la madre me comentó lo de los regalos cuando dio ella a luz a su hija.

Puedes encontrar estos regalos en la mayoría de supermercados noruegos como: rema 1000, kiwi o en la farmacia (Apotek). Simplemente solicítalos allí, tres meses antes a tu fecha de parto, o bien hasta tres meses después de haber dado a luz. Aquí puedes ver todo lo que incluye: https://babypakker.no/

#7 Lugar de nacimiento

Puedes seleccionar en qué hospital deseas tener a tu bebé, pero no siempre obtienes la primera opción. Si vives en Oslo, puedes elegir Rikshospitalet (donde la familia real da a luz), el Hospital Universitario Ulleval o el Hospital Bærum. 

En Bergen, sin embargo solo tienes la opción de dar a luz en la Clínica de Mujeres (Kvinneklinikken), donde yo di a luz a mi primer bebé. Mi experiencia en este hospital fue muy positivo en todos los aspectos, todo el equipo de profesionales que me atendió fueron muy atentos conmigo, dándome todo su apoyo. Además, una de las matronas hablaba español, por lo que me sentí como en casa.

Una de las ventajas que te ofrece la Clínica de mujeres es la opción de dar a luz en el agua. Bueno, para mi toda una ventaja, ya que mi parto quería que fuese lo más natural posible, por mi pánico a los instrumentos médicos, como agujas, etc.

#8 Beneficios por maternidad

Puedes leer la nueva ley por baja parental en esta publicación:

#9 Libros

La matrona me proporcionó muchos libros y folletos fantásticos con información muy útil sobre lactancia y maternidad en general. Además, de webs online:

https://zanzu.no/en/

https://helsenorge.no/gravid

https://www.babyverden.no/gravid/uke-for-uke/

Buena suerte a todas las futuras mamás en Noruega

Maritakey

Share on facebook
COMPARTE
Share on twitter
TWEET
Share on pinterest
PIN
Share on tumblr
Tumblr
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

¡Seamos amigos en Facebook!

Visita la Tienda

0 0 votos
Article Rating